excedente.es.

excedente.es.

Las oportunidades de la economía circular en la gestión del excedente alimentario

Las oportunidades de la economía circular en la gestión del excedente alimentario

Introducción

El excedente alimentario es un problema global que afecta a millones de personas en todo el mundo. Aunque existen diferentes causas, una de las principales es la falta de aprovechamiento de los recursos alimentarios disponibles. En otras palabras, se desperdicia demasiada comida mientras hay personas que no tienen acceso a ella. Este problema no solo afecta a la población que sufre de hambre, también tiene un impacto negativo en el medio ambiente y en la economía. Pero ¿qué podemos hacer para solucionarlo?

La economía circular

Una posible solución es la economía circular, un modelo económico que se basa en la utilización de los recursos de manera eficiente y en la reducción de residuos. En este modelo, los residuos se consideran recursos y se les da una segunda vida. La economía circular no solo es una solución al problema del excedente alimentario, también es una oportunidad para crear nuevos empleos y negocios sostenibles.

El excedente alimentario en cifras

Antes de profundizar en las oportunidades de la economía circular en la gestión del excedente alimentario, es importante comprender la magnitud del problema. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cada año se desperdicia un tercio de los alimentos producidos en el mundo, lo que equivale a alrededor de 1,300 millones de toneladas de alimentos. América Latina y el Caribe son las regiones con mayor pérdida de alimentos per cápita, mientras que África subsahariana y Asia meridional tienen las pérdidas más grandes en términos absolutos. Esta situación es grave no solo por las personas que pasan hambre, sino también por el impacto ambiental que tiene. La agricultura es responsable del 70% del consumo mundial de agua dulce y del 30% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. Además, los residuos alimentarios que terminan en vertederos emiten metano, un gas de efecto invernadero hasta 25 veces más potente que el dióxido de carbono. La economía circular ofrece numerosas oportunidades para gestionar de manera más eficiente el excedente alimentario y reducir su impacto negativo. A continuación se presentan algunas de las oportunidades más importantes:

1. Aprovechamiento de subproductos de la industria alimentaria

La industria alimentaria genera una gran cantidad de subproductos que no se utilizan y terminan en vertederos. Estos subproductos incluyen desechos alimentarios, partes no comestibles de las plantas y animales, y sobrantes de la producción de alimentos. La economía circular ofrece una oportunidad para convertir estos subproductos en recursos valiosos. Por ejemplo, los desechos alimentarios se pueden utilizar como alimento para animales, mientras que las partes no comestibles de las plantas y animales se pueden utilizar para la producción de bioplásticos y otros productos.

2. Implementación de sistemas de compostaje

El compostaje es un proceso que consiste en descomponer materia orgánica (como restos de comida) en un abono natural y rico en nutrientes. Este abono se puede utilizar para fertilizar los cultivos y hacerlos más productivos. La implementación de sistemas de compostaje es una oportunidad para reducir la cantidad de desechos alimentarios que se envían a vertederos y para optimizar el uso del agua y los nutrientes en la agricultura.

3. Aprovechamiento de alimentos caducados

Los alimentos caducados o próximos a caducar a menudo se descartan sin haber sido aprovechados. Sin embargo, en muchos casos todavía son seguros para el consumo humano. La economía circular ofrece una oportunidad para aprovechar estos alimentos mediante la implementación de sistemas de redistribución de alimentos caducados. Estos sistemas podrían incluir la donación de alimentos a organizaciones sin fines de lucro o la venta de alimentos a precios reducidos.

4. Desarrollo de sistemas de logística inversa

La logística inversa es un proceso que consiste en la recolección, el transporte y el procesamiento de productos y materiales en sentido inverso al de la cadena de suministro tradicional. En el caso del excedente alimentario, la logística inversa podría utilizarse para recuperar y reutilizar los alimentos no vendidos en supermercados y restaurantes. Esto podría incluir la redistribución de alimentos a organizaciones sin fines de lucro, la producción de compost y la recuperación de subproductos.

5. Implementación de sistemas de producción sostenible

La producción sostenible es un enfoque que tiene como objetivo equilibrar la producción de alimentos con la protección del medio ambiente y el bienestar de las comunidades locales. La implementación de sistemas de producción sostenible es una oportunidad para reducir la cantidad de alimentos que se pierden durante la producción, el transporte y el almacenamiento. Estos sistemas podrían incluir el uso de técnicas de cultivo que minimicen el uso de productos químicos y agua, así como la producción de alimentos locales para reducir la huella de carbono en el transporte.

Conclusiones

La gestión del excedente alimentario es un desafío global que requiere soluciones creativas e integrales. La economía circular ofrece numerosas oportunidades para aprovechar de manera más eficiente los recursos alimentarios y reducir el impacto negativo sobre el medio ambiente y la economía. La implementación de sistemas de aprovechamiento de subproductos, compostaje, redistribución de alimentos caducados, logística inversa y producción sostenible son algunas de las oportunidades más importantes. La economía circular no solo es una solución al problema del excedente alimentario, también es una oportunidad para crear empleos y negocios sostenibles.